Gana tiempo con el preconcurso

Si tu empresa no puede pagar las deudas, y aun no quieres presentar concurso de acreedores, es la solución

Preconcurso de acreedores para empresas

Cuando las cosas se complican, los ingresos se reduce de forma temporal, y comienzan los problemas para pagar a los acreedores, es el momento de actuar y buscar soluciones para intentar la continuidad de la empresa.

El concurso de acreedores puede ser una oportunidad para superar el momento de crisis y no tener que cerrar la empresa, pero debes conocer el preconcurso como paso previo al concurso y que puede solucionar situaciones temporal de falta de liquidez.

Gana tiempo para tu empresa con el preconcurso de acreedores

¿Qué es el preconcurso de acreedores?

Un preconcurso es el período de tres meses, desde la comunicación que hace al Juzgado una empresa en situación de insolvencia, para la apertura de negociaciones con los acreedores, o intento de acuerdo de refinanciación.

El preconcurso de acredores lo prevé en la Ley Concursal en su artículo 583; pudiendo iniciarse con una comunicación al Juzgado por la propia empresa o por el Notario, Registrador Mercantil o Cámara de comercio, en caso intento de acuerdo extrajudicial de pagos.

Obligación de presentar concurso de acreedores

El artículo 5 de la Ley concursal, nos dice que el deudor deberá solicitar la declaración de concurso dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que hubiera conocido o debido conocer el estado de insolvencia actual, y el artículo 444, dice que el incumplimiento de este deber conlleva una presunción de culpabilidad concursal del administrador de la sociedad.

Por lo que el preconcurso es una buena solución, cuando una empresa se encuentra en estado de insolvencia y todavía no quiere presentar el concurso de acreedores, para evitar esa culpa del futuro concurso de acreedores, y ganar unos meses de respiro, para intentar acuerdos con los acreedores o preparar un plan de viabilidad para la empresa.

La situación de insolvencia de una empresa se produce cuando no se pueden pagar las deudas a su vencimiento. Son situaciones en las que el activo circulante es inferior al pasivo exigible. La empresa no dispone en ese momento del dinero suficiente para pagar sus deudas. Puede ser una insolvencia temporal o definitiva.

Preconcurso en la nueva Ley Concursal

El Real Decreto Legislativo 1/2020, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Concursal regula en su Libro II el Derecho Preconcursal, con todo lo relacionado con el preconcurso y los posibles acuerdos con los acreedores (Art. 583 y siguientes)

El Real Decreto-ley 16/2020, de 28 de abril, ha introducido nuevas medidas “para hacer frente al Covid-19”  y permite al deudor extiende la suspensión del deber de solicitar el concurso hasta fin de 2020 (Art. 11).

Con lo cual si tu empresa tiene problemas de liquidez, no es obligatorio la presentación del concurso hasta finales de 2020, evitando así el corto plazo de dos meses previsto por la Ley Concursal para situaciones de insolvencia.

Consecuencias del preconcurso de acreedores

Una vez presentada en el Juzgado la solicitud de preconcurso, se consigue de forma automática:

  • Plazo de tres meses para intentar un acuerdo con los acreedores.
  • Prohibición de iniciación de ejecuciones (excepto créditos de derecho público)
  • Suspensión de las ejecuciones en tramitación.

Y cuanto finalice el plazo de 3 meses, la empresa tendrá la obligación de presentar el concurso de acreedores ordinario o concurso exprés, si ya no tienes bienes, siempre que subsista la situación de insolvencia.

Precio preconcurso de acreedores

Podemos presentar el preconcurso de acreedores de tu empresa, de forma rápida, sin complicaciones, todo online, sin necesidad de reuniones ni desplazamientos, y a el mejor precio.

Presentación de preconcurso en toda España, en el Juzgado del domicilio social de la empresa.

Precio presentación preconcurso de acreedores

100 €

Precio asesoramiento durante el preconcurso de acreedores

590 €

iva no incluido